Recent Posts

viernes, 13 de marzo de 2015

Horror en el mall



La pesadilla regresó con más fuerza que nunca. De nuevo me vi arrastrado sin poder evitarlo a esa horrible vorágine tantas veces ya vivida que me consumía por completo. En cuanto ella me lo pidió supe que dentro de poco volvería a estar rodeado por la habitual masa de zombies descerebrados que recorren los pasillos del centro comercial buscando ropa que no necesitan, zapatos que jamás calzarán, productos que nunca usarán. Su afán de consumo es tan voraz como el ansia de dinero de las marcas a las que compran. «¿Qué te queda cariño?», preguntó mi novia, interrumpiendo mis pensamientos . «Ya estoy, mi vida», respondí. Listo para otra tediosa tarde de compras. El peor de los tormentos para un hombre.

0 comentarios:

Publicar un comentario