Recent Posts

miércoles, 22 de abril de 2015

Decadencia




Los viejos colosos de cristal y acero se oxidan mientras el reflejo de los anaranjados atardeceres hace brillar sus carcomidas formas. El ruido ensordecedor del tráfico desastrado colapsa las vetustas ciudades. Los niños deciden no nacer en esta parte del mundo; los viejos mueren solos expirando y recordando días pasados de gloria. ¿Cómo era posible que el antaño próspero Viejo Continente se hundiese miserablemente en la mediocridad más opaca? Todo aconteció cuando los valores dejaron de valer y el espíritu de unión se había desvanecido hacía mucho tiempo. En algún colegio crueles chiquillos golpean y graban sus palizas. ¿Quién quiere ser padre en estos días? Uno de ellos le explica a su hijo:

         —Es la decadencia de occidente, hijo. Decadencia a ritmo de intervalos…

0 comentarios:

Publicar un comentario