Recent Posts

viernes, 7 de agosto de 2015

En la noche de la humanidad

En la noche de la humanidad, uno de ellos empezó a cuestionarse qué sentido tenía aquella existencia errante. Eran un enjambre nómada abocado al infinito vacío de la nada. Vagaban sin esperanza alguna como autómatas en busca de comida, sin descansar jamás. Él ya estaba harto de eso. Añoraba su vida anterior, antes de que el mundo se fuera al carajo. Se preguntaba angustiado cuando acabaría todo, y si al terminar su atormentada alma hallaría al fin la paz que tanto anhelaba. Todas las dudas se disiparon con aquel certero disparo en su podrida cabeza, proveniente sin duda de alguno de los pocos muertos vivos que aún quedaban.


2 comentarios:

Ricardo Zamorano Valverde dijo...

Bueno, si lo he entendido bien, es un micro magistral, porque nos haces creer todo lo contrario de lo que es en realidad. Digo si he entendido bien porque me ha despistado un poco lo de ''muertos vivos'': ¿te refieres a zombies o a humanos?
Siempre que empiezo a leer un relato tuyo, siento una casi irresistible necesidad de saltarme al final para ver qué buen giro le das, que siempre es lo que menos se espera, pero nunca lo hago, jamás me saltó páginas de un libro, ni siquiera me leo la sinopsis o veo los trailers de las pelis. En este micro del fin del mundo, logras transmitir la angustia y desesperación del personaje, con muy pocas palabras.
Abrazo, Enrique.

Enrique dijo...

Efectivamente Ricardo, con "muertos vivos" me refiero a los humanos que sobreviven a un apocalipsis zombie. Viene a significar que se sienten más muertos que los propios zombies. Fue una expresión que vi en los cómics de The Walking Dead, y me gustó tanto que la cogí prestada. Lo del giro del final ya es tradición :D.

Un abrazo también para ti amigo.

Gracias por pasarte.

Publicar un comentario